Skip navigation

Monthly Archives: enero 2011


 

 

“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: Naves de ataque en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán… en el tiempo… como lágrimas… en la lluvia. Es hora… de morir…”

 

 

“I’ve seen things you people wouldn’t believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orión. I’ve watched c-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those … moments will be lost in time, like tears…in rain. Time to die.”

 

 

Roy Batty

 

 

En español…

 

 

 

 

En inglés…

 

 

 

 

 

Anuncios

 

 

Unas cuantas razones para creer en un mundo mejor.

 

 

 

 

 

 

Un mundo mejor.

 

 

 

 

Y una razón para creer en una agencia de publicidad con una idea muy buena: Coca-Cola y Santos.

 

 

 


 

Hablando de voces…

 

 

Tay Zonday

 

 

A un tal Adam Nyerere Bahner, nacido en Minneapolis en el verano del 82, sin ninguna formación musical, le da un día a sus 26 años por grabar un vídeo entonando una canción escrita por él (letra y música) que más tarde colgaría en Youtube.

 

Su sencillez en la escenografía (una pared y un micro), su falta de cuidado en la indumentaria (una camiseta), su portentosa voz, su ritmo hipnotizador, sus peculiares gestos y el fondo musical de un piano electrónico con el que hace todos los instrumentos, han convertido a Tay Zonday (su alias artístico) en toda una estrella de internet y un personaje muy conocido en los US:

 

 

 

 

Tres años más tarde, el vídeo de “Chocolate rain” ha sido visto por más de 60 millones de personas.

 

Actuaciones en los principales shows de la televisión americana, anuncios, apariciones estelares, vídeos de imitadores y sus propias auto-parodias han hecho de Tay Zonday  un personaje simpático y de una calidad musical incuestionable.

 

Vídeos y más vídeos se pueden encontrar en su página de Youtube: http://www.youtube.com/user/TayZonday que aconsejo que le echéis un vistazo.

 

Y como no, dadas las fechas que acabamos de pasar, os dejo un vídeo dónde canta una canción de Navidad:

 

 

 

 

Me pregunto qué pensarán cantantes como Bisbal, Bustamante, Ramoncín cuando ven a un artista de verdad…


 

 

“El primer castigo del culpable es que su conciencia lo juzga y no lo absuelve nunca.”

 

 

Décimo Junio Juvenal (60-128 DC.)

 

 

 

Décimo Junio Juvenal

Décimo Junio Juvenal

 

 

 


 

Ted Williams no se buscó la mejor de las suertes.

 

A final de los 90 se dejó caer en el alcohol, las drogas y en una vida de delincuencia. Todo ello lo llevó a ser un pobre sin techo, pobre.

 

 

Ted Williams

 

 

Hace dos años tomó la mejor decisión de su vida: dejó las drogas y puso todo lo que tenía en su mano, mejor dicho en su voz, para tener una vida de provecho.

 

Cada mañana, se arreglaba y se apostaba en un cruce de Columbus en Ohio. Con un cartel que decía: “Tengo un regalo divino de voz. Soy un antiguo presentador de radio que está pasando por malos momentos. Por favor, cualquier ayuda será gratamente apreciada. Gracias y que Dios le bendiga. Felices fiestas”

 

Hace unos días, alguien lo retó a que demostrase sus cualidades mientras grababa un vídeo y más tarde lo subió a Youtube:

 

 

A las pocas horas, este vídeo era de los más vistos de Youtube. En tres días ha tenido 12 millones de visitas.

 

Tres días después, éste es el estado actual de Ted:

 

 

Ha recibido múltiples ofertas de trabajo (la MTV, la ESPN, la liga de futbol americano) y todo indica que va a trabajar para los Cavalliers de Cleveland como speaker oficial. Le han ofrecido una casa y un trabajo a tiempo completo. Tal y como Ted dice, ahora sólo quiere tener una casa, un apartamento dónde poder cocinar y ser un ciudadano responsable que pague sus impuestos….

 

Su madre, que vive en Brooklyn y ya con 92 años, no da crédito al volver a ver en la televisión americana al hijo perdido y que ya no daba por vivo. A estas horas, mientras escribo esta entrada, Ted se encuentra en New York junto a su querida madre después de tantos y tantos años.

 

Como tú dices, Ted, que Dios te bendiga a ti por haber sabido volver de los infiernos y haberte buscado la oportunidad. Otros, los que no saben, lo llaman suerte.

 

Siempre, siempre, mientras quede aliento de vida, hay una oportunidad. Sólo hay que tener la inteligencia y los arrestos suficientes para ir a por ella.

 

Feliz día de Reyes a todos.

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: