Skip navigation

Monthly Archives: diciembre 2009


Es bueno seguir las buenas tradiciones aunque las habrá mejores.

Estos eran mis propósitos para el 2009 hechos el 27 de Diciembre del 2008 y el análisis de los resultados.

– Empezar este año el PDD en IESE. Pues no hecho. Espero empezarlo en el 2010.
– Hacer de mi nueva casa en Madrid un hogar con todas sus consecuencias. Fracaso sin paliativos. Por lo menos he aprendido mucho pero fracaso sin paliativos.
– Comprar un coche nuevo que por una vez se pueda tomar por un familiar y no por un deportivo. Pues no hecho. También es cierto que iba unido al punto anterior.
– Estructurar mi departamento y establecer las bases para los próximos años. Parte hecho, parte no. Seguimos trabajando en ello.
– Dar un gran salto adelante en mi inglés. Hecho. Yahooooo!
– Ir a las Américas y a Middle East. Hecho, incluyendo Asia. Tres grandes viajes y uno pequeño. Magnífico. Gracias a mi empresa.
– Consolidar este blog. Consolidado está. Voy escribiendo de vez en cuando. Eso sí, se tiene que dar la conjunción de que crea que merece la pena y que tenga el tiempo y las ganas de escribirlo.
– Hacer ejercicio periódicamente. No realizado. He salido a correr algunos días pero sin duda, no con la persistencia adecuada.
– Seguir dando clases. No realizado y lo echo mucho de menos. Echo de menos a los alumnos. Ayer mismo estuve repasando apuntes y exámenes que había hecho y recordando a muchos de ellos. Y me entra añoranza y melancolía.
– Leer casi exclusivamente todos los libros en inglés. Bueno, bueno, bueno. Esto sí que lo hemos hecho.
– Estudiar concienzudamente si vale la pena entrar en política o no. Estudiado está. De momento, no. Aunque dos políticos de relieve nacional conocidos por todos me lo hayan pedido este año.

La verdad es que no podemos hablar de un año precisamente glorioso en resultados pero sí en lo aprendido.

Un abrazo a todos y que tengáis un 2010 maravilloso en el que aprendamos a ser mejores personas, a valorar lo que tenemos, a disfrutar de los nuestros y darle el cariño y amor que se merecen.


Anuncios

John Rendall y Anthony “Ace” Bourke compraron un cachorro de león en Harrods, los famosos grandes almacenes de Londres, en 1969. Se lo llevaron a casa dedicándole todo tipo de atenciones.

Los problemas comenzaron cuando el león empezó a crecer y a necesitar más espacio y comida. Intentaron subsanar los inconvenientes trasladando a Christian al sótano de la tienda que los dos tenían y llevándolo a hacer ejercicio al cementerio de una iglesia cercana contando con la permisividad del párroco.

El tiempo no dejaba de pasar y Christian necesitaba cada vez más comida y más espacio. John y Anthony junto con sus amigos pensaron que lo mejor era darle la total libertad llevando a Christian a una reserva natural en Kenya.

George Adamson, un conservacionista keniata, les ayudó con el traslado y la integración del león a la vida salvaje del Kora National Reserve. Para John y Anthony la pérdida de su amigo fue un duro trago e intentaron continuar con su vida y asimilar la pérdida de su amigo.

Pero no pudieron.

Tiempo después decidieron trasladarse a Kenia para ver a su antiguo compañero de juegos. Los expertos de la reserva les dijeron que Christian se había adaptado perfectamente a la vida salvaje, que había tenido familia, que ahora era el jefe de la manada y que sin duda, NO se acordaría de los seres humanos. Es más, PODRÍA SER PELIGROSO acercarse a él.

Esto es lo que ocurrió:

 

 

Para quién quiera ver más imágenes de Christian y su historia:

 

 

Maravillosa y aleccionadora historia, por cierto…

 

 

A %d blogueros les gusta esto: