Skip navigation


En 1984 Milan Kundera publica su insigne obra “La insoportable levedad del ser”. Un compendio de crítica feroz al socialismo y un magnífico tratado sobre la existencia humana todo ello bajo un tupido manto de historia intranscendente y cotidiana.

Hoy mismo un chico, para la mayoría anónimo, acaba de publicar la suya pero que aún sin título se podría llamar algo así como “La insoportable necedad del ser”. Ahora mismo, este chico, está ingresado en el pabellón de psiquiatría de una clínica con un cuadro bipolar y un brote psicótico. Al igual que en el libro de Kundera, existe un tupido manto que debajo guarda el verdadero intringulis de la tragicomedia.

Peligros de las drogas.

Peligros de las drogas.

Aparentemente, el inicio de todo es su gusto por tomar cocaína “muuuuuuuuuuuuuuuuuuuy de vez en cuando” y algo de hachís y marihuana “pero poco”. Pero si apartamos la manta podremos ver como el principio de la historia que lo ha llevado hasta aquí es la insoportable necedad del ser.

No seáis necios, ni siquiera un poco: resulta insoportable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: