Skip navigation


Acaba de terminar en TVE1 la película Charlie y la fábrica de Chocolate. Una película que me encantó en su momento.

Charlie y la fábrica de chocolate

Charlie y la fábrica de chocolate

El mismísimo Willie Wonka se dispone a enseñar su fábrica a 5 pequeños afortunados. Éste sería el resumen de la película de Tim Burton dónde, cómo nos tiene acostumbrados, despliega un derroche de imágenes con escenarios inesperados llenos de fantasía y color. Es increíble como un mundo de sueños se puede llevar a la gran pantalla y hacerlo creíble. Creíble, eso sí, siempre que mantengamos nuestro corazón de niño y siempre que la película esté dirigida por un genio como Burton y un protagonista como Johny Deep dentro de la piel del Sr. Wonka:

Nombre completo: William Wonka.
Edad: 40 años aprox.
Ubicación: En algún lugar de Suiza.
Sexo: Masculino.
Familiares: Dr. Wilbur Wonka (no mencionado en el libro, pero sí en la versión 2005).
Estatura: 1.83 aprox.
Peso: 75 Kg. aprox.
Color de Cabello: Castaño rojizo, De joven corto y de adulto largo por debajo de la oreja.
Ojos: Violeta.
Personalidad: Introvertido y desconfiado de las personas que no conoce, usa guantes de látex la mayoría del tiempo, elitista y gusta de usar ropa elegante que le identifiquen como propietario de una gran fabrica de chocolate exitosa en todo el mundo. Usa una falsa sonrisa que muestra a los demás pensando que de esa forma no cuestionaran la forma en que actúa.
Rasgos Distintivos: Usa sombrero de Copa, Bastón y saco tipo frac.

La película está basada en el libro del mismo nombre escrito por Roald Dahl que, entre otros acercamientos al cine, hizo el guión de Chitty Chitty Bang Bang o una de las cuatro partes de la película “Four Rooms”. El libro lo escribió a partir de la obsesión que tuvo de pequeño sobre crear una barra de chocolate que fuese admirada por el Sr. Cadbury, dueño de la empresa Cadbury, que a la postre estaba al lado del colegio dónde estudió Roald y que era a dónde el Sr. Cadbury enviaba sus nuevas invenciones dulcísticas con la idea de hacer servir de conejillos de indias a los estudiantes.

Éste es el trailer del film:

Como curiosidades:

– Para el personaje de Wonka, Tim Burton y Johnny Depp pensaron en la infancia y sobre cómo cada ciudad de Estados Unidos tenía programas presentados por chicos extraños. Chicos con nombres extraños, con peinados extraños y con ropas extrañas. “A medida que te vas haciendo mayor piensas en ello y dices: ¡Ese chico era realmente raro! Pero de pequeño simplemente lo ves y lo aceptas”.
– Para realizar el barco de cristal que navega por el río de chocolate hicieron falta 20 semanas.
– Una de las barras dechocolate que aparecen en los flashbacks de la infancia de Willy Wonka, tiene la cara de una calavera que aparece en “el cadaver de la novia”.
– Cuando se publicó la novela original fue acusada de racista por el trato esclavista que Dahl daba a los Oompa Loompas; en sucesivas ediciones, estos personajes pasaron de ser pigmeos africanos a ser hippies enanos.
– Una cámara se cayó al río de chocolate durante el rodaje. El accidente costó unos 500.000 dólares.
– De la criaturas que pueblan la empresa de Willy Wonka, los Oompa – Loompas (especie de gnomos procedentes de Loompalandia) y las ardillas acreditan un especial protagonismo. Elaborados a partir de la imagen del actor Deep Roy, los Oompa – Loompas fueron los primeros en necesitar de una recreación con técnicas animatrónicas, mientras que las ardillas requirieron la mezcla de clones mecánicos con animales de carne y hueso (cuarenta en total).
– Para elaborar el río de cacao líquido que se desborda por la empresa Wonka, Burton utilizó un suministro continuo de 740.000 litros de chocolate en movimiento. De éstos, aproximadamente 120.000 fueron para la cascada y 630.000 para el río, que medía 54 metros de largo y entre 7,5 y 12 metros de ancho.

En definitiva, una película que seguramente no le gustará a los niños pero sí a los mayores que aún conservan el corazón de niño.

¿Lo conserváis aún?

Anuncios

2 Comments

  1. Efectivamente, las personas más felices que he conocido siguen siendo como un niño en su interior. De todas formas, físicamente empiezas como un niño y si un accidente no lo remedia antes, pasarás tus últimos años como un niño también y muchas veces no sólo físicamente. Entonces, ¿para qué dejar de serlo?

    Un beso.

  2. Por supuesto; hay que mantener el corazón siempre latiendo, siempre esperando, siempre hambriento… Cuando te acercas a un niño con una sonrisa, lo primero que él percibe es tu sinceridad. La inocencia que todos perdemos (en parte) con los años, hace que el corazón tenga una inmensa capacidad de conocer a los que te quieren; por lo que aquellos que mantenemos un trocito del corazón del niño que fuimos, si vemos extendida ante nosotros una mano amiga, nos lazamos en los brazos con unas garras de fina textura que jamás podrán olvidar.
    Llegará el día que, aquellos que aún no lo sepan, sabrán qué quieren ser de mayores: un niñ@.
    Kisses.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: